El Centro Histórico de la Ciudad de México ha estado siempre en constante cambio, como corazón de una de las ciudades más grandes del mundo es el punto de encuentro de millones de personas que transitan por ahí. El cruce diario de miles de historias, pero también el hoyo negro donde desaparecen cada día.

En un país sin memoria y en donde raramente nos vemos reflejados por los medios de comunicación masiva: invitamos a los jóvenes a que retraten su propio entorno, encontrando o re-haciendo sus propias historias. Si “video” proviene de la primera persona del presente indicativo del verbo latino video, y significa “yo veo”, entonces la propuesta de este concurso es promover que los jóvenes generen y compartan su propia visión, su iconósfera, lo que ven.

Qué mejor medio que el accesible formato de video para esto. Sin limitaciones en cuanto a géneros heredados del cine o técnicas empleadas, con una constante temática (el Centro Histórico), una constante de formato (video) y una temporal (no mayor a 3 minutos).

Este concurso pretende mostrar al Centro Histórico con la riqueza de los puntos de vista que la juventud aporté, funcionando también como termómetro de los problemas que los jóvenes padecen y/o las soluciones que ellos pueden proponer para zona.

Con la conciencia de que vale ver lo que los jóvenes están percibiendo del corazón de su ciudad, este concurso promueve la producción de materiales que muestren la nueva cara del Centro de la Ciudad de México, o que presenten lugares de culto que estén por perderse; que revelen la problemática cotidiana de la zona o se regocije en su riqueza, ya sea mediante la puesta escena o documentando su realidad, la animación o la experimentación formal.

Fernando Llanos
Coordinador general